CĂłmo Lavar el Cachemir


La parte del mantenimiento para la longevidad de la ropa de cachemir es mucho más importante que para cualquier otra prenda. La cachemira es un material frágil, blando y vivo que requiere un cuidado especial.

Deben distinguirse dos tratamientos diferentes:

  • Los de materiales tejidos (abrigos)
  • Los de fibras bordadas (suĂ©teres, bufandas, sombreros, guantes).

Lavado de la cachemira bordada

  1. Para la cachemira bordada, recomendamos lavar a mano. Para hacer esto, diluya un detergente «lana a mano» o un champú para bebés en agua tibia (cuando sumerja la mano, el agua no debe estar fría ni caliente). 
  2. No se recomienda estrictamente usar lejía o sus derivados. 
  3. Remojar durante unos veinte minutos, girando la prenda cada cinco minutos. Luego enjuague con agua fría y tenga cuidado de no estirar el material. Para girar, en lugar de envolver el jersey para que el agua drene, colóquelo sobre una toalla blanca limpia y seca. 
  4. Una vez que haya eliminado el exceso de agua, colĂłquelo sobre otra toalla blanca plana sobre una mesa y lejos de una fuente de calor (de lo contrario, las fibras se contraen y la prenda puede encogerse)
  5. Es mejor no lavar la cachemira con demasiada frecuencia. Durante el uso normal, debe usar su jersey de 7 a 8 veces antes de lavarlo. Es posible planchar, pero voltee la prenda al revés y coloque una tela de algodón limpia entre la plancha y la cachemira. 
  6. Cuando ya no use su jersey, antes de guardarlo en el armario durante meses, no olvide lavarlo. De lo contrario, las manchas se incrustan en el textil y se vuelven muy difíciles de eliminar después. Además, es aconsejable colocarlo en una bolsa de vacío.

Lavado de la Cachemira de Fibra Tejida

A diferencia de la cachemira bordada, los abrigos están hechos de fibras tejidas y deben llevarse a la tintorería.

Recomendamos llevar a cabo este tratamiento cada 2-3 años justo después de la temporada de frío. La cachemira limpia puede descansar en su vestidor hasta el próximo uso en la siguiente temporada. 

Es aconsejable colocarlo en una funda hermética durante los meses en que no se usará para evitar fluctuaciones de temperatura y ataques debido a la humedad.

Consejos de Limpieza de la Cachemire

Limpieza en seco. Puede confiar su suéter a su tintorería habitual para un servicio de limpieza en seco de calidad. Este profesional sabrá elegir los productos y el programa de limpieza más adecuado. También sabrá cómo quitar las manchas difíciles sin dañar su prenda. Evita los servicios rápidos o económicos que no ofrecen todas las garantías.

Lavado a mano. Su cachemira no teme al agua caliente; puede lavarla a mano, suavemente, con un jabón o champú suave. No lo dejes en remojo. Enjuágalo con cuidado, siempre con agua tibia y siempre con gran suavidad, sin retorcerlo.No se recomiendan los suavizantes.

Escúrralo en una toalla, enrollándolo suavemente. Repita la operación con una segunda toalla. Entonces sécalo sobre una toalla.

ArtĂ­culo Recomendado: Cuidar tu cachemira

Nunca seque su jersey colgado o en una percha, para que no se deforme.

No recomendamos que laves tu cachemira en una lavadora o que uses una secadora eléctrica.

Si tu suéter necesita ser planchado, hazlo al revés con una plancha de «lana» programada.

Para llevar el jersey con más placer aĂşn, coloque algunos ramilletes de flores o plantas secas: lavanda, tomillo, romero, clavo, cáscara de naranja, cedro… Lo perfumarán delicadamente y evitarán que se introduzcan insectos.

ArtĂ­culo Recomendado: Instrucciones de cuidado para mantas de pelo natural o mantas de lana


Compra aquĂ­ tus prendas de Cachemira: